FUNDAMENTACIÓN DE UNA METAFÍSICA TEÍSTA

La cuestión 2 de la Suma Teológica, cuyo artículo 1º comentamos, tiene como introducción un esquema de toda la suma. Según Tomás de Aquino, la primera parte tratará de la existencia de Dios, de cómo es y de sus obras. Se propone, por tanto, la realización de una metafísica teísta como complemento de su teología cristiana.

La posibilidad de desarrollar esta metafísica teísta requiere diversos presupuestos:

  1. Una metafísica que mantenga la analogía del ser. La univocidad nos conduciría al panteísmo y la equivocidad desembocaría en una teología negativa o en una filosofía agnóstica. La filosofía cristiana de Tomás de Aquino mantiene la participación y semejanza de las criaturas con el ser de Dios, pero también la trascendencia y diversidad de Éste con respecto al mundo y a los seres contingentes.
  2. Una antropología intelectualista que permita que el hombre acceda a Dios a través del conocimiento racional, realizando una metafísica teísta. De lo contrario el acceso a Dios será exclusivo para la fe religiosa o para la experiencia mística, alejadas del conocimiento intelectual.
  3. En tercer lugar se supone una teología que presente a Dios como Inteligencia o Razón y no totalmente centrada en la omnipotencia divina, tal como sucede en la teología de Guillermo de Ockham, pues esta orientación conduce a un contingentismo tan radical que imposibilita el desarrollo de una metafísica teísta o de una ética racional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *