TEXTO V

«Y una vez hayan llegado a cincuentenarios, a los que hayan sobrevivido y descollado siempre y por todos conceptos en la práctica y en el estudio, hay que conducirles ya hasta el fin y obligarles a que, elevando el ojo de su alma, miren de frente a lo que proporciona luz a todos; y cuando hayan visto el bien en sí se servirán de él como modelo durante el resto de su vida, en que gobernarán, cada cual en su día, tanto a la ciudad y a los particulares como a sí mismos; pues, aunque dediquen la mayor parte del tiempo a la filosofía, tendrán que cargar, cuando les llegue su vez, con el peso de los asuntos políticos y gobernar uno tras otro por el bien de la ciudad y teniendo esta tarea no tanto por honrosa como por ineludible. Y así, después de haber formado cada generación a otros hombres como ellos a quienes dejen como sucesores suyos en la guarda de la ciudad, se irán a morar en las islas de los bienaventurados, y la ciudad les dedicará monumentos y sacrificios públicos.»

PLATÓN, República – libro VII, XVIII, 540 a – c.

Tesis e Ideas Principales

Tesis

Los filósofos deberán dedicarse a gobernar y a enseñar, y por esto serán honrados en la ciudad.

Esquema de ideas principales

I.      Además de dedicarse a la filosofía, deberán dedicarse también a los asuntos públicos.

I.1.   Los que han contemplado el Bien en sí gobernarán tanto a la ciudad como a sí mismos.

I.1.1.   El Bien en sí servirá de modelo durante toda la vida del que lo ha conocido.

I.1.2.   A los cincuentenarios que hayan destacado en la práctica y en el estudio, hay que obligarles a que miren al Bien en sí.

I.2.   Deberán gobernar por el bien de la ciudad y no por otros motivos.

II.    Formarán a otra generación para que sean sucesores suyos.

III.  A su muerte la ciudad les honrará dedicándoles monumentos y sacrificios públicos.

[mapa_conceptual]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *