EL PROGRESO DE LA CIENCIA SEGÚN Th. S. Kuhn.

Se trata de ver ahora cómo se articulan métodos, leyes, hipótesis, etc., para construir una teoría o una ciencia y cómo se produce el progreso de la ciencia, es decir, vamos a tratar de encontrar una teoría sobre el funcionamiento de las teorías científicas.

Kuhn establece un nuevo modelo espistemológico que critica en muchos aspectos al planteado por Popper. Algunas de estas críticas son:

  1. Las teorías son estructuras complejas, cada estructura es un paradigma.
  2. Frente a la concepción popperiana de un proceso continuo y acumulativo, Kuhn sostiene que la ciencia avanza a base de revoluciones, que suponen una ruptura.
  3. Frente a la idea popperiana de que unas teorías son mejores que otras, según su falsabilidad, Kuhn sostiene que los paradigmas son inconmensurables (incomparables) entre sí.  (4) Kuhn sostiene también que no basta un hecho observacional para falsar una teoría, pues los hechos observacionales pueden ser ellos mismos falsados.

LA NOCIÓN DE PARADIGMA.

El paradigma es previo a los hechos y conceptos. Los neopositivistas partían de que los hechos surgen de la observación. Para Popper, sin una teoría previa no hay ni siquiera hechos. La noción de paradigma es una radicalización de esta tesis de Popper: un paradigma es un modelo completo dentro del cual tienen sentido los conceptos, las leyes, las teorías, incluso las técnicas y métodos de trabajo que adoptan los científicos que trabajan dentro de ese paradigma.

La concepción neopositivista partía de que la ciencia se constituye a partir de hechos y enunciados que los describen. Ejemplo de que eso no es así es el intento de explicar a qué hecho corresponde el concepto “masa”. Cualquier concepto sólo puede ser definido recurriendo a otros conceptos, y estos a otros, etc. Los conceptos se dan dentro de una explicación global de un campo de fenómenos, dentro de un paradigma.

Preciencia y ciencia normal. Previa la aparición de un paradigma hay una etapa que Kuhn llama de preciencia, en la cual los científicos se limitan a recopilar hechos, más o menos al azar, al no disponer de un criterio de selección. En un momento dado, se propone un paradigma que sirve para interpretar una gama de estos hechos y que hace que aparezcan nuevos hechos hasta entonces no considerados. Este paradigma acabará imponiéndose y se constituye entonces lo que Kuhn llama una ciencia normal. Todo lo que no encaja dentro del paradigma vigente en un momento dado será descartado.

LA CRISIS DE LAS TEORÍAS.

Popper sostenía que lo que descarta una teoría es encontrar un hecho que la false. Kuhn sostiene que un hecho que va contra un paradigma: “anomalía” no es suficiente para descartarlo. En un principio los científicos intentarán solucionar las anomalías mediante la construcción de hipótesis “ad hoc” .

Con el tiempo se irá produciendo una acumulación de anomalías. El paradigma entra entonces en crisis (no obstante, seguirá sin ser rechazado hasta que aparezca un paradigma nuevo que permita explicar las anomalías). La crisis hará que los científicos empiecen a plantear hipótesis nuevas, entrando en una etapa que Kuhn llama de proliferación de teorías. Finalmente, un paradigma será sustituido por otro, lo que constituye una auténtica revolución científica. Esta revolución no implica sólo un cambio de teorías, sino además, una concepción nueva del mundo con nuevos hechos, nuevas técnicas, nuevos conceptos, etc.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *