El texto que comentamos pertenece a la q. 2 de la Suma Teológica. En la «solución» al art. 1º Tomás de Aquino explica cuál es su propio pensamiento sobre la evidencia de la existencia de Dios e inmediatamente después, en la 2ª “respuesta a las objeciones”, Tomás de Aquino critica y rechaza la argumentación de Anselmo de Canterbury.

En primer lugar mantiene que muchos no comprenden correctamente el concepto o definición de Dios. Añade como ejemplo, refiriéndose a Epicuro aunque sin nombrarle, que algunos creyeron que Dios era cuerpo. Si no entendemos claramente el significado de la palabra “Dios”, no podemos afirmar con evidencia su existencia, tal como hace Anselmo de Canterbury.

En segundo lugar afirma que, aún suponiendo que alguien entienda el significado de lo que se dice con la palabra “Dios”, no se sigue que Dios exista en la realidad, sino tan sólo en el entendimiento. No se puede presuponer que Dios exista en la realidad, pues es lo que tenemos que demostrar. Los ateos, por ejemplo, rechazan este presupuesto. Tomás está distinguiendo entre la existencia en la realidad y la existencia en el entendimiento. Anselmo pasaría injustificadamente de la una a la otra.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *